Astún – Formigal ¿Competitividad dentro del mercado extranjero?

Los promotores de la unión de Astún con Formigal mediante la telecabina de Canal Roya hablan de la “necesidad” de ser más grandes para poder competir con sus rivales cercanos (Gran Valira, Baqueira, La Molina, Sierra Nevada). El tamaño importa, dicen, para poder atraer esquiadores de otras partes del mundo, así prolongando la estancia y mejorando el rendimiento de la estación gracias a quitar esquiadores de sus competidores inmediatos.

Pero ¿Cuántos esquiadores extranjeros vienen al Pirineo? ¿Cómo es este mercado que se quiere desviar hacia Astún- Formigal?

Para intentar encontrar alguna respuesta a esta pregunta he investigado por internet en páginas en inglés para detectar la oferta entre las agencias especializadas – tour operadores del esquí. Es un estudio de mercado rápido, muy mejorable, pero basado en la evidencia real de lo que estas agencias ofrecen en sus páginas web.

Lo primero que he descubierto es que ninguna agencia fuera de Europa ofrece España o el Pirineo como destino de esquí. Es lógico – si vas a desplazarte desde EE UU, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, o Japón hasta Europa, el único destino que merece la pena son los Alpes.

Paralelamente tampoco encontré evidencia de agencias francesas, holandesas, belgas, alemanas, italianas, suizas, austriacas o checas que ofrecen el Pirineo o España. Si vives cerca de los Alpes parece ser que no hay motivo para desplazarte al Pirineo, curiosamente.

Nos quedan las agencias del Reino Unido, que es donde he concentrado mis esfuerzos investigativos. Gran Bretaña es un país rico, con tradición de viajar, sin destino de esquí propio (Aviemore en Escocia tiene 12 remontes y 30 kms de pistas) – es un país exportador de esquiadores, excelente indicador del mercado que Astún-Formigal quiere captar.

Un estudio que encontré calculaba unos 1,5 millones de esquiadores británicos. Otro indicaba que un 45% de estos esquiadores contratan su viaje mediante una agencia especializada, el resto organizaba su propio viaje sin intermediación de agencia.

Hay 8 tour operadores británicos grandes (Crystal, Skiworld, Scott Dunn, Neilson, Ski Solutions, Inghams, Alpine Elements, Iglu). Su oferta de alojamiento está dividida en una relación 50/50% entre hoteles y casas independientes (Chalets). Todas ofrecen Canadá, EEUU, Francia y Suiza. Algunas ofrecen también Austria, Italia, Japón y Suecia. Sólo 5 ofrecen Andorra (Crystal, Neilson, Ski Solutions, Inghams e Iglu) y solo UNA ofrece España (Ski Solutions – Sierra Nevada, Baqueira).

Echamos mano a la calculadora para realizar un cálculo rápido, sin matices. Un 45% de 1,5 millones de esquiadores son 675.000 que usan tour operadores. Hay 8 grandes operadores, supongamos que entre ellas captan el 85% del mercado, son 573.750. Dividimos a partes iguales (que no es así, ya sabemos) – son 72.000 esquiadores por agencia. Cada agencia ofrece entre 10 y 20 destinos – digamos un promedio de 15 – son 4.800 por destino. 5 agencias ofrecen Andorra (que son 5 por 4.800 = 24.000) y sólo UNA ofrece España – que son 4.800, a dividir entre Baqueira y Sierra Nevada.

¿Qué porcentaje de este mercado quiere arrebatar Astún – Formigal? ¿Un 35%? Un 35% de los  24.000 esquiadores que van a Andorra son 8.400, y un 35% de los esquiadores que van a Sierra Nevada o Baqueira son 1.680 esquiadores. ¿Merece la pena destruir a Canal Roya por este sector del mercado? ¿Es tan necesaria la inversión multimillonaria para conseguir un crecimiento tan pobre? ¿Conseguir 10.000 esquiadores adicionales al año va a garantizar la perduración de las estaciones de esquí?

A este cálculo somero de las cifras globales, habría que añadir otros factores – fiabilidad de la nieve,  cómo llegar (Avión + autobús, Avión + coche, tren) tipo de alojamiento (hotel, Chalet), reputación o fama de la estación de esquí, precio etc. que influyen mucho en el momento de elegir destino. Y también habría que contar con los viajeros independientes, que no usan las agencias – imposibles de calcular para este estudio tan “light”. Y a lo mejor hay un mercado enorme existente que no he descubierto en mis pesquisas – ¿Quién sabe, quizás hay decenas de miles de Coreanos que fletan centenares de aviones cada invierno para esquiar en Gran Valira y no nos habíamos enterado?

Una cosa está clara – los que tienen una fe tan ciega en lo que les cuenta Aramón, los que toman las decisiones, harán bien de realizar sus propios estudios del mercado. No es oro todo lo que luce. Habrá que encontrar otros argumentos mucho más sólidos para convencer al público aragonés que la unión de estaciones es tan necesaria para la supervivencia del sector.

Mercado británico del esquí

Tour operator websites

2 comentarios

  1. Juan Antolín Coma

    Muy interesante. Gracias

  2. Muchas gracias. Parece claro que económicamente tampoco se justifica, salvo que de repente la unión de estaciones y la venta de su falso dominio esquiable (engaño que iba a diñurar dos telediarios) provocara una revolución en el sector arrebatando clientes a saco y quizá hasta que la Tierra comenzara a girar del revés. Quién sabe 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.