REMINISCENCIAS DE UN DESIERTO ROJO

LO QUE NOS CUENTAN LAS ARENISCAS ROJAS DEL PERMOTRÍAS

Llama la atención la tonalidad rojiza del curso de agua de algunos ríos pirenaicos tras una importante lluvia (quizás la más espectacular sean las de las crecidas del Aragón Subordán). Esto se debe a que en su cabecera se produce el afloramiento de las rocas que dan nombre a Canal Roya.

Estas molasas (rocas formadas por sedimentos continentales, como conglomerados, areniscas y arcillas) deben su color a los minerales de hierro que contienen y que se oxidan en contacto con la atmósfera.

Estas rocas tienen una edad permotriásica, palabra procede de la contracción de pérmico (último periodo del paleozoico o era primaria) y triásico (primer periodo del mesozoico o era secundaria). Hace unos 260 millones de años, en el territorio que ahora ocupan los Pirineos, se encontraba una gran cordillera situada cerca del centro del supercontinente Pangea. La elevada continentalidad de esta ubicación derivaba en un clima tropical seco de escasas lluvias de carácter torrencial. Fueron los ríos estacionales que generaban los que depositaron los sedimentos al pie de la cordillera.

El paisaje de Canal Roya es un compendio de una larga historia geológica. En esta ocasión hemos hablado de un desierto rojo, pero todavía hay más capítulos por describir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.