CONECTANDO ESPACIOS NATURALES PROTEGIDOS

Uno de los valores ambientales más divulgados de Canal Roya es su condición de “corredor ecológico”. Pero ¿Realmente sabemos de qué se trata?

La ley 47/2007 del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, en su artículo 3, establece la definición (recogida en el diccionario de la RAE) de corredor ecológico como “el territorio, de extensión y configuración variables, que, debido a su disposición y a su estado de conservación, conecta funcionalmente espacios naturales de singular relevancia para la flora o la fauna silvestres, separados entre sí, permitiendo, entre otros procesos ecológicos, el intercambio genético entre poblaciones de especies silvestres o la migración de especímenes de esas especies”

Esto significa que Canal Roya conectaría, en su estado natural actual, tres espacios naturales de gran relevancia como son el Parque Natural de los Valles Occidentales al oeste, la Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala (que incluye el Parque Nacional de Ordesa) al este y el Parque Nacional de los Pirineos Franceses al norte.

En Rojo, la ubicación de canal Roya

Mapa del Parque Natural de los Valles Occidentales: https://www.aragon.es/-/parque-natural-de-los-valles-occidentales

Una de las causas de la alarmante pérdida de biodiversidad (un impacto de carácter global que se ha intensificado en las últimas décadas) es la fragmentación de los hábitats debido a la presencia de infraestructuras que impiden el paso de la fauna o la diseminación de la flora. Esto reduce por un lado el tamaño de las poblaciones al disminuir el área de distribución y por el otro el intercambio genético entre individuos de una misma especie, con un consecuente aumento de la endogamia. Ambos hechos incrementan la probabilidad de extinción de un ser vivo.

En Rojo, la ubicación de canal Roya

Mapa de la Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala: http://rerb.oapn.es/red-espanola-de-reservas-de-la-biosfera/reservas-de-la-biosfera-espanolas/mapa/ordesa-vinamala/ficha

Y… ¿por qué hay que conservar la biodiversidad? Pues porque, aparte del deber moral de conservar el patrimonio natural que tenemos los habitantes de una zona, nos proporciona recursos alimenticios, farmacológicos o industriales, además de generar los ingresos ligados al ecoturismo. Por otra parte, una biodiversidad bien conservada supone un certificado ambiental de calidad para unos valles que desean atraer visitantes deseosos de tener un contacto con la naturaleza.

Por tanto, lo conveniente para nuestro futuro es optar por la conexión, pero no de estaciones de esquí, sino de espacios naturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.